dilluns, 4 d’agost de 2014

Es raro, pero... te quiero.

Que te quiera no significa que te necesite. Tampoco significa que esté esperando algo de ti. 


Anna Dobon. Primer camino.


Quererte, aunque no me quieras, no me duele si sé que a ti tampoco. Puedo quererte sin verte y sin apenas conocerte y puedo dejar el juicio a un lado para no poner nombre a esto.

Que te quiera no significa que seas lo mejor para mí, tampoco significa que seas lo que ando buscando desde hace tiempo porque no ando buscando a nadie. Te encontré y en ese momento ya te quería.

Que te quiera no significa que busque un lazo ni una cadena, no quiero compartir contigo lo que no quiero compartir con nadie aunque si quiero compartir algo. Quiero ser como soy, y miento, porqué quiero ser como soy con dos quilos menos de timidez, y cuatro más de valentía.

Quererte no quiero que sea un tópico, ni una convención, porque no me gusta como se quieren muchos de los que se quieren por ahi. No quiero nunca llegar a decir que te estoy queriendo mal porque mal no se puede querer, eso no se puede concebir, y todos los que os estais queriendo mal deberias ya de una vez aceptarlo aunque os de miedo el cambio, aunque os dé miedo lo desconocido, aunque tengais miedo a estar solos. Estar solo es genial sino lo estás siempre.

Que te quiera es parecido a querer estar dentro de ti sin estar a tu lado, querer verte tres dias y cincuenta no. Quererte es que en la distancia sigas siendo mi inspiración, querer cantar contigo una canción.

Si te digo que te quiero significa también que quiero olerte, acariciarte, besarte, hacerte el amor de suave a fuerte, y sudar encima de ti.

Que te quiera no significa que te necesite. Te quiero sin querer hacerlo, sin querer evitarlo, con voluntad de quererte y no saber adonde lleva quererte.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada